Páginas vistas en total

30 ago. 2016

Anotaciones sobre la Tercera Tesis de Marx contra Feuerbach- Ernesto Montero

Anotaciones sobre la Tercera Tesis de Marx contra Feuerbach
La herencia del accionar que guía al marxismo

…no pueden cruzarse de brazos esperando
que las condiciones objetivas y subjetivas,
formadas a través del complejo mecanismo
de la lucha de clases, alcancen todos los requisitos
necesarios para que el poder caiga en manos
del pueblo como una fruta madura.
Che Guevara




Repasando las 11 Tesis que Marx logra resumir contradiciendo a Ludwig Feuerbach, un filósofo alemán, precursor de la repentina corriente materialista de esos años, ideas que inspiraran posteriormente las posiciones materialistas que actualmente se conocen y que tanto Marx como otros lograr hacer varias superaciones. Hay que reconocer u enterarse que Feuerbach también fue discípulo de Hegel, algo que caracteriza también a Marx, la unidad de pensamiento o rescate y a la vez crítica al maestro Hegel es algo que o se ha visto a fondo y menos rescatado. Feuerbach, sin embargo, enfocó su análisis a entender y sentenciar el paso del hombre por la idea de un ser supremo, considerando a la idea mera creación humana (dios). Podríamos decir, que esta es la primera etapa del materialismo, aquel materialismo ortodoxo que en épocas no tan equidistantes reaparece. Marx usa esta primera etapa para enarbolar su teoría y herencia: la praxis revolucionaria.

Para Marx como lo describe en su tercera tesis y en todas las demás, como la más conocida volviéndose solo un cliché marketero para todos los que quieran darse de conocedores marxistas, la tesis once. La conciencia tiene un uso necesariamente valioso que Feuerbach no desarrolló, el de motor de cambio y/o creación, y no solamente para crear dioses a su imagen y semejanza, crítica que Feuerbach hace principalmente a la teología, donde Hegel era el principal difusor.

Ya en la primera tesis plantea el inicio de lo que podría resumirse en: praxis.
I.
El defecto fundamental de todo el materialismo anterior –incluyendo el de  Feuerbach- es que solo concibe el objeto, la realidad, la sensorialidad, bajo la forma de objeto o de contemplación, pero no como actividad sensorial humana, como práctica, no de un modo subjetivo.

Para Marx, el idealismo había logrado o enfocado sus tesis en usar la conciencia del hombre para su propósito, ya que, negaban la práctica de la materia y era algo ajeno a la conciencia. Ambas posiciones obviaban el factor “práctico” del uso de la conciencia (idea) y la praxis para cambiar el mundo. La ideología reaccionaria donde Hegel ejerce la defensa denominada idealismo propiciaba esa ignorancia, evitando así tener un ser humano capaz de ser creadores de su propia realidad.

Marx usa lo mejor del idealismo para su teoría emancipadora, lo heredado por Feuerbach para ser reforzado y usado a favor de lo que para ese entonces ya estaba presente: el proletariado en plena lucha de clases.  El refuerzo incluye un total enfoque en el accionar del ser humano dentro de su espacio social, la realidad era posible ser enfocada de otro modo y sobretodo modificada de un distinto modo. Las casualidades enseñadas en los cuadernos o libretos teológicos no solo pasaban por una creación de conciencia como planteaba al inicio Feuerbach, sino principalmente por el tipo de sociedad que se había impuesto, había que modificar desde la raíz el statuo quo para que pudiera cambiar lo que al inicio forjó el primer pensamiento: dios, patria, estado, costumbres, etc. Iniciando así la parte importante dentro de toda la ideología marxista: poner el acento en el hombre.

Empieza la herejía. Hablar de humanismo es retomar lo introducido por Marx (así se quiera negar o se niegue por corrientes más ortodoxas desde Plejanov hasta Althusser) como aquellas categorías idealistas, tomando del idealismo el rescate de la conciencia para el accionar del proletariado. El materialismo formulado en su primera etapa como algo meramente contemplativo: “Tesis IX: lo máximo que logra el materialismo contemplativo, es decir, el materialismo que no concibe la sensorialidad como actividad práctica, es contemplar a los distintos individuos dentro de la “sociedad civil”. Entonces para Carlos Marx, que rescata y propone otra concepción de materialismo (base de la praxis revolucionaria) supera los planteado por el idealismo hegeliano y el materialismo feueberchiano, en donde “Marx  trata de la unidad de hombre y naturaleza, de sujeto y objeto que se da en y por la praxis, como actividad práctica humana transformadora de la realidad natural y social (Adolfo Sánchez Vázquez)”. Reconoce en Adolfo Sánchez, que entendió el rescate y valoración aportado por Marx entorno a la filosofía de la praxis, oportunamente desarrolló un libro con el mismo título.

Entonces al definir ya el nuevo planteamiento materialista (ideario que aún falta estudiar dentro de la militancia actual en los diferentes espacios, porque todavía se educa con planteamientos en donde se hace el corte de Marx, entre un Marx joven y un Marx maduro, creando distancias abismales y obviando sobretodo lo planteado por Marx, el joven, dentro de Los Manuscritos económicos y filosóficos de 1844, donde la herejía es poner énfasis en el humanismo e ideología, propuestas que para el marxismo ortodoxo era signo de idealismo puro y perjudicaba el accionar del proletariado a nivel mundial, ejemplo claro y que dejó escuela: Louis Althusser) Marx con la relación sujeto-objeto (conciencia-materia,  hombre-naturaleza) deja la escuela de donde nace, crece y se fortalece la herejía en toda la filosofía para las futuras revoluciones, de donde beben dirigentes como Mariátegui, Che Guevara, Fidel Castro, Fonseca, Miguel Enriquez, Robi Santucho, ejemplos de lucha a nivel principalmente de lucha continental. Quizás el inicio de una praxis revolucionaria y esfuerzo en recalcar el subjetivismo de la lucha para luego pasar por el planteamiento guevarista del hombre nuevo, inicia con Mariátegui:  Y en América Latina, Mariátegui, en la década de los veinte, al poner el énfasis en la subjetividad revolucionaria frente a todo positivismo y fatalismo, destaca la función práctica del marxismo, acercándose así a su interpretación como filosofía de la praxis (Adolfo Sánchez). Un recuerdo pronto es el articulo ensayo titulado El hombre y el mito, donde recalca la fe y apuesta por la creación de los vacíos subjetivos para la realización de la revolución popular: El mito mueve al hombre en la historia. Sin un mito la existencia del hombre no tiene ningún sentido histórico. La historia la hacen los hombres poseídos e iluminados por una creencia superior, por una esperanza super-humana; los demás hombres son el coro anónimo del drama. Gracias a estas proposiciones Mariátegui pasó buena temporada oculto en la formación marxista de las nuevas generaciones, oculto y tergiversado.

Por lo tanto, las reflexiones que proponga son principalmente para que la militancia enfoque su estudio en lo heredado por Carlos Marx dentro del marxismo, tesis que se enlazan con otros textos para poder forjar situaciones que conlleven a la realización de la revolución. La juventud actualmente gracias a la inserción de posiciones divisionistas como el posmodernismo y su variante posmarxismo han dejado de lado la formación de los textos clásicos y las nuevas propuestas dentro de la praxis revolucionaria. Estos breves comentarios solo propone un inicio de reflexiones enmarcadas en otros textos de otros compañeros que desarrollan más lo expuesto por Marx en la mayoría de sus libros, en el debate teórico que también es importante darlo, porque el imperialismo nos hace ver al mundo como algo creado de manera casual (casualidad) neutro y sin variante, haciéndonos olvidar de lleno el papel importante de la lucha de clases, lucha que se refleja desde las opción por una filosofía o accionar desde las praxis (revolucionaria). Todo el proceso de cambio de sociedad a sociedad ha pasado por un proceso de lucha entre clases antagónicas, la sociedad actual no pierde esas características, así reflejen lo contrario (pax romana). Estamos en una guerra a muerte, luchando por la vida o por la miseria; siendo una lucha a diario. Entonces este papel, esta lucha, hay que educarla en todos los niveles a la militancia, algo que tenía bien claro el maestro Marx desde el desarrollo del Capital.

Si bien, es un error no hacer teoría y poner de tarea a la militancia que la haga, la formule, se equivoque, corrija; son errores que deben ir enmendando cada espacio que es afín a lo expuesto en estas cortas líneas, creo que son muchos que consideran al marxismo como filosofía de la herejía y que no la encasillan en supuestos iluminados para un accionar ya dirigido por otros iluminados. Si bien un criterio mínimo de unidad puede empezar al exponer lo que cada compañero cree de la teoría heredada por Marx, sobretodo para el accionar común que se viene y nos muestra los dientes. Como guevaristas creemos que las condiciones también pueden ser creadas, que ya hay muchas presentes y sirven para las tareas que cada órgano practica; sin embargo, aun falta más. El planteamiento guevarista dejó lo que para muchos fue parte de otra etapa de la herejía dentro del marxismo, las mejores apuestas de lucha revolucionaria a nivel latinoamericano y mundial surgieron de la herencia marxista del comandante Guevara. Eso trajo la profundización de la represión ortodoxa que hasta ahora se siente principalmente a los dirigentes que enfocan el accionar completo e integral del comandante.

La lucha continua y hay que reforzarla. Conspirar es la acción que organiza el derrocamiento de todo este aparato creado y montado para llevarnos a la destrucción: el capitalismo.

Hasta otras líneas.
Hasta la victoria siempre.

Ernesto Montero Campos
Cátedra Libre “Ernesto Che Guevara”
Cátedra Libre “Marx, ese desconocido”.




9 oct. 2015

LA RABIA QUEDA, al Che


Al comandante Ernesto “CHE” Guevara

“la rabia quedará
se hará más limpia”
Mario Benedetti

“la rabia es mi vocación”
Silvio Rodríguez

Cuando en el pueblo aun respiren los asesinos
Tú, Che, quedas
Cuando haya niños que ni lápices conozcan
Tú, Che, quedas
Cuando se vomite aun solo vacío
Tú, Che, quedas
porque no hay más victoria
que la tuya
que la nuestra
Aquella victoria llena de desazones y afrentas
sacrificios y querellas
Llenas de amor y esperanza
esperanza que no se guarda
Sino que desespera
Un amor que corr,
que vuela
que incendia

Hay que prohibir, Che, los amores
que solo poseen hojas
que se esconden tras ellas

Hoy no hay permiso para el miedo
No es amor el que solo llora / es amor el que incendia

Cuando el cielo aún no sea tomado
Y la locura persista
es rabia la que queda

No hay júbilos de regalos en esta hazaña
Ni sonrisas económicas
Ni paletas de colores
Hay olor a pólvora
miradas metralletas
Hay palos y palos
Es el precio de la locura designada
Que no duele
Más duelen las líneas de arriba
Los inhumanos
Los pedazos
Los nimios
El deseo no cumplido
Más duele la leche agria
Los pasos sin sol
El amor gastado
Y caro
Y mentiroso
Y doloroso
Más duele el invierno con pies descalzo,
Más duele mis niños
Más duele la tristeza de los ríos
por eso Che estarás presente hasta cuando las piedras se levanten.

Tú no has muerto, sigues risueño
Estás lleno de gracia revolucionaria
La nueva vida que el cielo dispara
Hasta en la muerte presente, tú, Guevara

15 jul. 2015

Nada podía contenernos*, sobre poemario Mashqa de Antonio Chumbile

Nada podía contenernos*

*Verso 50 del poema Desaprobados



Hay libros que son indispensables para torturar nuestra conciencia. Mashqa se forjó para eso. Chumbile el autor en su autobiografía señala que nació mudo y que tuvieron que pegarle más de la cuenta para que aprendiera a hablar, es por eso que el descanso de su voz está en la palabra, la escrita, la que no se mueve ni con el viento, la que espera siempre al buen lector, ese que escucha y toma acciones. Por eso hay poetas que en la extensión de sus versos esconden el final de sus propósitos, y Mashqa solo es el inicio de la apuesta social que el poeta quiere enseñar. Reflejar.

Mashqa aparece en un mundo caótico, en crisis y el poeta lo hace notar, no esconde su afinidad ni posición, va con la cara pelada a la pelea, cambia los libros de autoayuda por libros de crítica social, ama los clásicos
Quiero hablarte de la muerte en la cama
De Marx en la cocina

Y es que Marx fue un excelente cocinero sobretodo de revoluciones, de debates que hasta ahora encienden hogueras en los países del tercer mundo donde las luchas por la liberación aún no culminan. Con ese verso que nombra al poeta de Tréveris, el poeta, otorga, una posición política a favor de los desposeídos, y todo el poemario es así: la lucha de los de abajo sobreviviendo con lo poco que hay: en los buses, en los mercados de lodo, en los versos olvidados en los burdeles, en las medias sin suerte, en los hocicos de todos los ebrios que beben alienación a diario. Nuestro pueblo, con todos los errores del mundo no pierde el miedo a levantarse.
La revolución se iniciará en los manicomios
o en la quebrada

Y así revivimos a los clásicos, a los que alimentaron desde el inicio la vocación para cierta estirpe de poetas: César Vallejo (comunista), Juan Ramírez Ruíz (comunista), Víctor Mazzi (comunista). Por el inbox le señalaba a Antonio que Víctor Mazzi estaría orgulloso de él, o que el mismísimo Heraud ha bajado de los altares para aplaudir y sonreír. Hay poemarios que invitan a la herejía, Mashqa la excede y eso es bueno.

Pero la poesía / no me la ha dado nadie
Yo me di a la poesía y me ha choteado

Leer un poemario a esta altura (o chatura) del país es refrescar la apuesta literaria en una sociedad totalmente alienada

Susan usa su tarjeta de crédito más que su corazón y lo acepta

Donde el amor cabe de lunes a domingo en cartones de plástico o amuletos brillantes, y el “todo se compra, todo se vende” es el credo que desayuna en la cocina. Mashqa siendo rebelde desde el útero (los poetas aprendemos a ser madres al iniciar la idea de un libro, así no se crea, así no se comprenda) nacía de cuando en cuando en recitales de mercados, de colegios en donde las alas sobraban, en combis donde “la gente crece y sueña”.

Y ahora que nació metido en papeles finos, siguen siendo un caballo de troya. La idea de la editorial Gato Viejo: POPULARIZARLO, octubre es el mes elegido, el 8 con la venia del comandante Guevara, quizás. Un caballo de troya que ha de entrar en la conciencia de la muchachada, el transeúnte mayor, de los niños que nacen antes que uno, de las mujeres que aún no entienden de revolución pero la viven a diario y con sudor, y así sucesivamente, Chumbile hizo un poemario contra los libros de autoayuda que te crean espejismos y con todo su psicoanálisis te amoldan nuevamente al sistema. Nació DIGNO Y REBELDE.

ya ni existen versos para cerrarme la boca
ya ni existen versos con el filo suficiente para mutilarme todo esto

Dignidad y rebeldía como un ejército zapatista o tupacamarista en donde los primeros reclutados son todos los pobres del mundo, los que menos tenemos, los que tenemos mucho por ganar, por regresarnos los que es nuestro.

así que levanta el brazo
alza tu pobreza

Sigamos hablando del amor porque todo el libro es una apuesta resumida del ágape al mundo, y es que un amor sin reclamos no es amor

la tierra es solo un pellejo mal frito en un rincón de la parrilla de Dios
mientras pasa un domingo con Mc Donald y el tío Sam

Sin embargo, el poeta, tiene su eros. Ama más de la cuenta e inventa clavitos para ocultar su amor de la enajenación del mundo que te mete por los ojos  las lencerías y los jacuzzis, los cutis perfectos y las nalgas con poder de decidir titulares en los periódicos. El poeta (cierta estirpe) ama con todo aguijones y se pincha y se sangra solo por descubrir dolores de verdad.

Mira estas manos de papel.
Haz con ellas mañanas flores
estrellas o niños felices

Y así comienza el desprendimiento para dar inicio a la creación, sin un corazón desprendido no hay amor, no hay revolución. Los poetas (ahora se podría generalizar) de por sí buscan la belleza; pocos (particularizando) la crean o luchan porque exista, y ahí el debate, pero sigamos con el amor.

El poeta ama como Vallejo, es decir: LOS JUEVES y recicla los huesos  húmeros como ofrenda para la hermana muerte, exigiendo como se debe hacer siempre: amar. La ternura de Mashqa es de este mundo y sabe que un beso tiene que soportar: la distancia, el viejo seguro de salud, el frío del sistema más que del clima; soportar con violencia

Y nos hacemos la violencia en el amor como lo hacen el 1ro de mayo

Violencia liberadora, aquella violencia de un parto, de la primera caída y te levantas, del primer amor que ya no existe porque el primero o el importante, parafraseando a Fidel Castro, es el que se queda.

Para ir finalizando, con Mashqa uno aprende, reaprende, que la vida no es perfecta, al menos para muchos no la es, y que se sique peleando a pesar de tener todas las de perder.  Con Mashqa uno entiende que faltan sindicatos que le ganen a la patronal, que hasta las putas deberían organizarse para derrotar al sistema (las putas de verdad, no las que ganan 14 sueldos al año y están ubicados actualmente las primeras cuadras de la Av. Abancay en pleno centro histórico de la ciudad virreinal), que no es suficiente que sigan esperando Leoncios Buenos como porteros. Que hace falta más. Y los pocos que seguimos en la pelea vamos encendiendo el camino con poesía y revolución.

Salud poeta, Mashqa todavía tiene que conquistar comedores populares, cerros y barriadas, quintas y manicomios. En el camino estamos todos, los que no temen llenarse de polvo los zapatos.

Poesía o miseria.

Ernesto Montero Campos
Grupo Editorial Gato Viejo

gatoviejoediciones@hotmail.com

25 dic. 2014

Poemilla: Una molotov es una de esas formas de lucha que asegura momentos de luz

Una molotov es una de esas formas de lucha que asegura momentos de luz


A Fakir, Pedro Mo, Kamy,
Takeshi,al camarada alias Tibio.
Alos compañeros con 39º de locura:
hermanos del Bloque Hip Hop


c) el conocimiento de que los buses son inflamables,
sobre todo sí se les ayuda con una mezcla de gasolina y
aceite en el interior de una botella arrojadiza y dotada
de una mecha de trapo encendida con oportunidad.
Roque Dalton, poeta salvadoreño



Una luz siempre
es precisa
para el inicio

La cocina popular siempre tendrá sus distintascaracterísticas en cuanto a la preparación e ingredientes que use para sus jornadas de lucha/

Dependerá del barrio y sus integrantes / de lagente y su disposición/de la necedad y el ímpetu / de las ganas de vencer y sobretodo de unas manos y unos ojos c/s experiencia
pues a la hora de luchar no importa el portafolio ni la experiencia laboral


Molotov de bolsillo
fácil de transportar
hasta dentro del terno
que camufla
                     (no en todos los casos)
nuestro verdadero fin y lo poco que tenemos por perder



una chata de ron
una petaquita
vacía
dispuesta a llenarse de porvenir


tecnopor en trozos
plástico destrozado
pétroleo
y harta imaginación inflamable
dentro de la botella


llenamos con alegría
la gasolina


manteniendo moderados los litros de la emoción
secamos
y colocamos el trapo rojo
tratemos siempre de usar ese color
es el color del camino
garantiza que los factores climáticos astronómicos y demás actúen a nuestro favor


y conversemos con nuestra creación
expliquémosle su misión
que aquí nadie muere en vano
y es mejor si cae encima de botas fascistas recién aparecidas


Díganle cuán orgullosos se sentirán
de que miles como ellas
en un no tan lejano día
reemplacen a las luces de neón


y así
con las manos informales para todo
venciendo la burocracia de la reunión
incentivando la lucha directa de masas desposeídas con pasos cercanos a la victoria

y es que con todos estos ministros de la violencia
violencia económica a diario
violencia histórica por más de quinientos años
no queda otra que desempolvar manuales históricos
actualizarnos y asumir los gajes del oficio


Ah¡ Y casi me olvido
El fuego
¡¿ALGUIEN TIENE FUEGO?!


¡¿fuegoooooo?!